lunes, 3 de marzo de 2008

Ñoquis



La tradición de servir ñoquis los días 29 nace de una leyenda que se remonta al siglo VIII.
Vivía entonces en Nicosia (Asia Mayor) un joven médico llamado Pantaleón, quien, tras convertirse al cristianismo, peregrinó por el norte de Italia, donde practicó milagrosas curaciones por las que fue canonizado. En cierta ocasión en que pidió pan a unos campesinos vénetos, éstos lo invitaron a compartir su pobre mesa. Agradecido, les anunció un año de pesca y cosechas excelentes. La profecía se cumplió.
San Pantaleón fue consagrado -a la par de San Marcos- patrono de Venecia. Aquel episodio ocurrió un 29, por tal razón se recuerda ese día con una comida sencilla representada por los ñoquis. El ritual que lo acompaña de poner dinero bajo el plato simboliza el deseo de nuevas dádivas.
En Argentina los inmigrantes italianos se reunían a celebrar el 29 de junio las fiestas del San Pedro y San Pablo comiendo ñoquis.
Se cuenta también que la costumbre tuvo origen en Italia por el año 1690, en un pueblito del Piamonte, que por jaber perdido las cosechas de trigo se les ocurrió la idea de hacer los ñoquis con papas, que las cultivaban y las usaban para alimentar a los animales, desde entonces, los pobladores acostumbraron a reunirse todos los 29 de cada mes (día del Santo Patrono) en la plaza principal para agradecer las cosechas de papas y preparaban platos de ñoquis para festejar, colocando debajo del plato de cada comensal las monedas que podían y al terminar se las repartían como augurio de prosperidad a las parejas que habían elegido ese día para casarse.


Ingredientes:

1 kilo de papas

harina

1 huevo

sal

1 cucharadita de aceite

pizca de nuez moscada


Para la salsa:

800 grs de tomates peritas bien maduros

1 diente de ajo pequeño

10 champignons frescos

albahaca

sal

aceite
Queso rallado

Cocinar las papas con cáscara bien lavadas en agua con sal, retirlas , sacarle la cáscara y aplastarlas haciendolas puré , hacer un hueco en el centro y colocar la cucharadita de aceite, el huevo , la sal y la pizca de nuez moscada, mezclar e ir agregando harina de a poco hasta lograr tomar la masa que debe ser muy tierna, una receta típica de Italia de la region Veneta dice que debe colocarse por cada kilo de papas 200 grs. de harina, yo creo que esto es variable, depende de la humedad que tenga la papa, pero es importante como referencia, sobre la mesada enharinada ir armando cilindros y cortarlos del tamaño deseado y luego pasarlos por el tenedor o por la palita ñoquera, colocar sobre la mesada enharinada sin encimar.

Poner los tomates en agua caliente , retirar la cáscara, pasarlos por la procesadora o por el mixer, filetear los champignons , dorarlos apenas en una sarten o cacerola apenas aceitada, agregar el diente de ajo , cuidando que no se queme, luego el tomate, unos minutos hasta que se caliente, y luego la albahaca cortada.

Cocinar los ñoquis en abundante agua salada, cuando suban a la superficie , en el agua hirviendo, retirarlos con el espumador, servir en una fuente con la salsa de tomates y abundante queso rallado por encima.